Rosario, Santa Fe, Argentina
+54 341 2285228
info@hiss.com.ar

10 claves para usar Storytelling para cautivar a tus clientes

Especialistas en Coaching comercial

Storyteling

El Storytelling es una poderosa herramienta para hacer marketing de manera efectiva. Según expertos, el marketing ya no se trata de las cosas que vendés sino de las historias que contás.

En un mundo lleno de marcas y de anuncios publicitarios, las historias son una manera muy interesante de diferenciarse, conectarse con los clientes y dar mucha visibilidad a nuestra marca. Pero no solo se trata de contar historias, sino de contar historias que le permitan a tu marca lograr ciertos objetivos.

A continuación te compartimos 10 claves importantes para aprovechar el Storytelling como herramienta de marketing.

Definí cuál es tu publico objetivo

Una buena historia no necesariamente tiene que gustarle a todo el mundo, y esto es algo que debés tener absolutamente claro a la hora de hacer storytelling.

Antes de comenzar a hacer tu historia, tomate el tiempo de analizar tu público objetivo, quiénes son, qué los motiva, qué les gusta, a qué se dedican, etc.

No se trata de los productos que vendés sino de las emociones que generás

Además de definir tu público objetivo, es igualmente importante definir cuál es el objetivo de tu storytelling. Por ejemplo:

  • ¿Querés dinamizar las ventas?
  • ¿Querés mejorar el posicionamiento de tu marca?
  • ¿Querés maximizar el engagement de la marca con tus clientes?
  • ¿Querés informar o educar a tu cliente?

Con base a tu objetivo elegís las emociones que debés generar en tu audiencia a través de tu historia. No todos los productos se venden a través de la misma emoción.

La sencillez es la máxima sofisticación

Ser simple es lo más complejo, tratá de lograr que tus historias sean fácilmente digeribles.

El cerebro ama las metáforas, usá elementos muy sutiles que den sentido a tu historia mientras ponen a volar la imaginación de tu audiencia.

Creá personajes que generen empatía y se conecten con tu audiencia

Los personajes son un elemento muy importante en las historias porque a través de ellos se crea el vínculo emocional con la audiencia. El público debe emocionarse cuando el personaje se emociona y debe sufrir cuando el personaje sufre.

Estos son algunos personajes que podés incluir en tu historia:

  • El héroe: como el gancho emocional con el producto.
  • La princesa: representa al cliente.
  • El villano: como el problema y su raíz.
  • El sabio: como tu producto.
  • El reto: que será la solución que plantea el producto.

Ponele un toque de humor

El humor es un excelente recurso pero no abuses de él. Usalo con sutileza y lograrás que tu mensaje se quede en la mente de la audiencia.

Creá escenarios en los que tu público objetivo se sienta identificado

Esto es una clave importante porque el consumidor tiende a conectarse más con aquellas marcas que se muestran más humanas, lo cuál da un enorme poder a las empresas pequeñas.

No es necesario que uses fotografías y videos muy profesionales. Incluso, en ocasiones, una imagen casual y tomada con la cámara de un celular en la que se aprecie a un cliente real interactuando con tu producto llega a generar más impacto que las imágenes promocionales de alta calidad en la que los protagonistas son modelos.

Esta estrategia es muy utilizada en comerciales de bebidas energizantes, donde se ve (por ejemplo) una persona cansada que debe volver a trabajar por la tarde y ya está sin energía, escena con la que se sienten identificadas muchas personas. Pero luego de tomar la bebida queda listo para continuar su jornada de trabajo.

Los detalles no son detalles, son la historia en sí.

Una buena historia está llena de detalles que dotan de autenticidad y originalidad cada escena.

Los mejores contadores de historias y escritores describen personajes describen personajes y escenarios mencionando cada uno de los detalles que perdurarán por siempre en la mente del lector.

Llevá las emociones de tu audiencia al límite

Cuando la mente humana se enfrenta a cambios emocionales se mantiene activa y tiende a recordar más, mientras que cuando se expone demasiado tiempo a una misma emoción tiende a aburrirse.

Esta técnica es implementada por ejemplo en los trailers de películas, los cuales muestran rápidamente escenas cargadas de diferentes emociones y ,al final, llevan el interés de la audiencia al límite para ahí mostrar el nombre de la película y garantizar que nadie lo olvide.

No cuentes la historia completa, dejá algo para la imaginación.

Una escena en la que dos personas están a punto de besarse causa mayor emoción y atención que la escena de una pareja besándose. Esto se debe a que a la mente le gusta imaginar, soñar y crear. 

Dejá algo para la imaginación de tu audiencia.

Invitá a la acción

Un gran error de muchos comerciales o publicidades es que no llevan a la audiencia a realizar una acción o lo hacen de la manera incorrecta.

Si el objetivo de tu Storytelling es vender, entonces tenés que incluir un llamado a la acción en el momento clave en que la audiencia está expuesta a la emoción que impulsa el deseo de compra.

Si tu objetivo es posicionamiento de marca, debés poner tu marca justo en el momento en el que las emociones de tu audiencia están al límite.

¿Te ha pasado que ves el trailer de una película y luego no recordás el nombre de la misma? ¿o has visto un comercial o publicidad que te pareció divertida pero luego no recordás de qué empresa era? Esto sucede muy a menudo porque el elemento clave está mal incluido en la historia.

El llamado a la acción debe ser contundente y puesto en el momento clave, no temas vender. Si has creado una buena historia y has atrapado a tu audiencia, entonces el público está esperando a que le indiques qué hacer y seguramente lo harán.

Bonus

Como tip adicional, tené en cuenta que actualmente el consumidor es multiplataforma. Mientras está viendo televisión también está mirando su facebook y conversando en whatsapp. Estas tendencias han creado nuevas oportunidades para interactuar con el consumidor a través de los múltiples dispositivos y herramientas digitales.

Hay comerciales que al terminar invitan a la audiencia a conectarse con alguna aplicación o sitio web para seguir con la misma historia pero en entornos distintos. De esta manera podés lograr que el consumidor sea parte de tu historia. También hay campañas que empiezan offline y llevan al consumidor a un escenario digital para seguir interactuando con él,

Finalmente, también recordá que podés hacer storytelling en diferentes formatos: video, imágen, audio, escrito. Entonces aplicá aquellas claves que se adapten mejor al formato que uses.

Esperamos que estas claves te ayuden a construir historias más efectivas para tu marca.

¿Creés que es importante saber storytelling?
5/5

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − uno =